JA Slideshow Module

Inicio

Pildoras Informativas: "Educar para cuidar. Pacto educativo global"

Como se va acercando el día internacional de la Educación, queremos recordaros una noticia que sonó mucho en Octubre del año pasado.

En el contexto actual de crisis socio-ambiental donde todo está interrelacionado, quizás tengamos que actualizar el enfoque educativo hacia un compromiso mayor «por difundir un nuevo modelo de ser humano, de vida, de sociedad, mejorando las relaciones con las personas y el medioambiente» (LS 215).

Con esta idea el Papa Francisco ha lanzado el Pacto Educativo Global: una propuesta para construir un futuro de esperanza y paz, porque las cosas pueden cambiar, y en la educación encontrarnos el camino para hacerlo.  

Una educación más fraterna, que cuida de la casa común, que puede resumirse en estos 7 puntos:

1- Poner en el centro de la educación la dignidad de las personas, todas distintas y singulares, pero con capacidad de relacionarse con las demás y con el medio, rechazando estilos de vida que favorecen la difusión de la cultura del derroche.

2- Escuchar la voz de los niños, las niñas y los/las jóvenes para construir conjuntamente un futuro de justicia y de paz, una vida digna para cada persona.

3- Fomentar la plena participación de las niñas en la educación.

4- Ver en la familia el primer e indispensable núcleo educador.

5- Educar y educarnos para acoger, abriéndonos a las personas en situaciones más vulnerables y excluidas.

6- Comprometernos a estudiar para encontrar otras formas de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso, para que estén al servicio de toda la familia humana vistas desde la perspectiva de una ecología integral.

7- Cultivar nuestra casa común, protegiéndola de la explotación, adoptando estilos de vida más sobrios y buscando el aprovechamiento integral de las energías renovables y respetuosas del entorno humano y natural.

¿Qué es el Índice de la Felicidad Bruta?

 ¿Se puede medir el bienestar de una sociedad solo a través de indicadores económicos?

Hace ya unas décadas, un carismático rey de un aislado reino del Himalaya, Bután, decidió medir la felicidad de su reino, sin saber que acabaría generando uno de los debates más interesantes del pensamiento económico global.

La idea del Índice de la Felicidad Bruta (FIB) es que el modo de medir el progreso de un país no debe basarse en los flujos económicos, como hace la medida usada por excelencia en la actualidad, el Producto Interior Bruto (PIB).

El concepto del FIB se sostiene sobre cuatro pilares, que inspiran o deben inspirar cada política del Gobierno. Los pilares son:

  1. Un desarrollo socioeconómico sostenible y equitativo
  2. La preservación y promoción de la cultura
  3. La conservación del medio ambiente
  4. El buen gobierno

 Bajo la lógica de que lo que medimos afecta a lo que hacemos, se pensó que si los indicadores solo medían lo que se producía, las acciones solo contribuirían a producir más. Por eso había que convertir la filosofía de la Felicidad Interior Bruta a un sistema métrico. Si los indicadores que se usaran contribuían a medir la felicidad del pueblo, las acciones contribuirían aumentarla. Y así se hizo.

La primera fuente de este Índice es un cuestionario que responderán los ciudadanos de Bután cada dos años. Las preguntas engloban nueve dimensiones:

  1. Bienestar psicológico
  2. Uso del tiempo
  3. Vitalidad de la comunidad
  4. Cultura
  5. Salud
  6. Educación
  7. Diversidad medioambiental
  8. Nivel de vida
  9. Gobierno.

Una vez respondidas las preguntas y procesada la información, se determina en qué medida cada hogar a alcanzado la suficiencia en cada una de las nueve dimensiones, estableciendo unos valores de corte. De esta manera, se supone que es feliz quien ha alcanzado la suficiencia en las nueve dimensiones.

Aunque puede parecer una medida algo utópica, la determinación por medir la felicidad de los habitantes de un país como indicador del bienestar del propio empieza a ocupar, cada vez más, las agendas de los mandatarios más influyentes.

Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía, ofrece un gran interrogante: saber si realmente el PIB ofrece una buena medición de los niveles de vida. Los resultados de la Comisión Internacional para la Medición del Desempeño Económico y el Progreso Social, confirmaban las sospechas del Nobel: el PIB no mide de manera correcta el bienestar de una población.

 

 

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo

Píldora - Informativa/REFLEXIVA, por cortesía de FASFI como despedida del 20-20:

Este año 2020 parecía que iba a ser redondo. Realmente, cada año, cuando empieza, tenemos la ilusión de que va a ser mejor que el anterior, de que van a cumplirse todos nuestros deseos y, cuando termina, vemos que no ha sido así.

Pero, como comienza otro nuevo año, volvemos a recuperar la ilusión.

En este año 2020 tal vez no sólo no hayamos visto cumplido casi ningún deseo, sino que incluso, tal como ha transcurrido, ha hecho que nuestra lista para el 2021 sea diferente. Porque cuando una pandemia como la que estamos sufriendo da un vuelco en nuestra vida, las cosas se ven de otra forma. Seguro que nuestros deseos han cambiado y hemos puesto por delante algunos que años atrás no valorábamos. Algo positivo tendrá…

Pero.... ¿Qué tipo de deseos pedimos? ¿Son solamente para nosotros o incluimos en ellos a otras personas?

Los deseos han de pedirse para todos y todas. Sólo así podremos verlos cumplidos. Pues, ¿de qué me sirve pedir pan para mí, si mi hermano o hermana se muere de hambre? Ese pan no me saciará. Y así ocurrirá con todo lo demás.

Porque como significa “Ubuntu”, filosofía sudafricana, “una persona es una persona a causa de las demás”.

Así pues, que nuestros deseos para el Nuevo Año no se queden sólo para nosotros, sino que pensemos en los demás y, con ello, en la Madre Tierra, que es la que nos mantiene.

Desde Málaga Solidaria os deseamos una FELIZ NAVIDAD y un Feliz NUEVO AÑO donde los deseos de “todas las personas para todas las personas” se hagan realidad.

Uyamaa

Uyamaa (palabra swahili que significa "Familia") es una asociación local de Málaga que trabaja en Cooperación Internacional al Desarrollo y Migraciones. Nuestra vocación es contribuir a situaciones que necesitan apoyo económico, político o de asesoramiento, en las que nuestra contribución pasa por secundar las soluciones o las líneas de actuación que nos proponen desde los diferentes lugares. 

 Para nuestros proyectos tenemos como prioritaria la presencia en terreno de personas, comunidades, organizaciones con la que hayamos podido establecer relaciones de confianza y de mutua capacidad para cooperar y que aseguren un conocimiento exhaustivo del contexto de manera que pueda proporcionar datos suficientes para desarrollar unas actividades coherentes que tengan en cuenta el tejido social, cultural, ecológico, económico del lugar. Así hemos trabajado en Tanzania, Colombia, Mozambique, Brasil, Kenia y República Democrática de Congo. Actualmente estamos llevando adelante proyectos en Brasil con pueblos indígenas, en la República Democrática del Congo con el pueblo pigmeo y con personas migrantes en frontera sur. 

 El envío de los miembros de nuestra asociación es independiente de la elaboración de proyectos. Lo fundamental es la presencia sobre el terreno y el conocimiento profundo de éste y de sus procesos. Solo cuando llevamos tiempo en el lugar, si existe la necesidad, se comienza a elaborar algún proyecto teniendo en cuenta la participación de las entidades existentes en el lugar, para apoyar procesos nuevos o ya existentes dirigidos a un cambio social de la población más necesitada.

Para trabajar en el apoyo, la investigación, el acompañamiento a los proyectos, nos valemos de redes ya existentes o creamos otras nuevas con el objetivo de impulsar en cada caso la estrategia más eficaz posible para la mejora de las situaciones precarias o inhumanas de los pueblos con quienes nos hemos comprometidos a colaborar. Así hemos tenido colaboraciones con varias ONGD de cooperación para la realización de proyectos, y de organizaciones de defensa de los derechos de los pueblos indígenas para organizar campañas en territorio español.

 Amazonia Brasileña

La presencia a lo largo de 14 años en la Amazonia Brasileña nos ha proporcionado un conocimiento en profundidad de las problemáticas de los pueblos indígenas y demás habitantes (pequeños campesinos, habitantes de la periferia de las ciudades) que en ella viven. Aquí hemos ido creciendo en el apoyo a las luchas y reivindicaciones de los derechos de los pueblos indígenas de manera especial con la organización del Consejo indígena de Roraima. Esta organización fue presentada por Uyamaa como candidata al premio Bartolomé de las Casas que otorga la  secretaría de Estado de  Cooperación Internacional y la Casa de América con el resultado de ser ganadora de la edición 2011 del premio. Así mismo hemos apoyado algunas campañas de esta organización en España conjuntamente a organizaciones como Survival International. 

 República Democrática del Congo

Cinco años de presencia en la región del Haut Uelé en el extremos nord-este de este país, nos han hecho conocer la situación del pueblo pigmeo, habitantes originarios de la cuenca del Río Congo. Nos hemos involucrado en profundidad para realizar un trabajo de recuperación de la identidad cultural de este pueblo  a través de actuaciones en salud (etno-salud)  y educación (etno-educación) a partir de sus conocimientos y sus costumbres ancestrales. 

El Centro nutricional para menores de Gajen en la ciudad de Isiro y el hospital de la localidad de Neisu son también objeto de nuestra atención y colaboración.

 Migraciones

La realidad migratoria ha sido algo que nos ha llevado a actuar en varios frentes. Por un lado la creación del Centro Malaika como lugar de diálogo Intercultural e Interreligioso que ha tenido una intensa actividad en la ciudad de Málaga a lo largo de varios años, por el otro el impulso a la creación del Observatorio Frontera Sur a partir de la Plataforma de Solidaridad con l@s Migrantes, un trabajo de equipo para ir conociendo y difundiendo los acontecimientos que ocurren en los lugares "oscuros" como son las fronteras físicas, tanto las vallas de Ceuta y Melilla como el Mediterráneo. 

Actualmente, junto a los Misioneros de la Consolata estamos trabajando en un programa de acogida de personas migrantes en la frontera entre Argelia y Marruecos y en un proyecto de resiliencia con jóvenes migrantes ex-tutelados conjuntamente con Málaga Acoge. 

Redes

Participamos de manera estable en la Coordinadora de ONGD Málaga Solidaria en la que llevamos la vocalía de Redes y Relaciones Institucionales y en la Plataforma de Solidaridad con las/los Inmigrantes en la que estamos trabajando en un dispositivo de acogida para personas inmigrantes. 

Para más información consulta https://uyamaa.org/

Día internacional del VOLUNTARIADO

DIA INTERNACIONAL DEL VOLUNTARIADO:

VOLUNTARIADO, MANIFESTACION DEL DAR Y SENTIR LA VIDA

 

Cohabitamos en una sociedad insatisfecha que nos amedrenta con la absurda y hueca creencia de que venimos a este mundo vacíos y que el propósito de nuestra existencia es llenarnos, llenarnos de éxitos, llenarnos de riqueza, de gentes, de experiencias, de adulaciones, de agitación, atiborrarnos de grandes proyectos, metas concisas y agendas repletas de quehaceres y ahogos. Y en esta vorágine, pasamos tal vez por alto la remota posibilidad de poder, ni siquiera, cuestionarnos si no pudiera ser lo contrario. Que realmente el sentido de todo esto, la llave de la plenitud y de la felicidad del ser humano, es poder tomar conciencia de que en este teatro de la vida salimos a escena ya repletos, llenos de energía, de luz, de amor, de solidaridad, de un talento innato,…, Y el verdadero sentido de todo esto es vaciarnos y poner todo eso, de lo que ya rebosamos, al servicio del otro . En definitiva, encontrar en ese camino del dar, a nuestro verdadero yo, con todas sus virtudes y con tanta impetuosidad para convertirlo en una bomba vital que reviente, salpique e impregne de ese mágico potencial a todo nuestro entorno. Y en este caminar generoso, avanzar con plena confianza para soltar el control y dejar que la vida, que sabe mucho más que nosotros, determine la mejor forma en la que debemos hacerlo.

 

Estamos viviendo un 2020 agitado, diferente y difícil. Podemos interpretarlo como un año maldito que nos manda el universo y que debemos olvidar cuanto antes, pero también tenemos la enorme capacidad, protagonismo y poder para traducirlo y comprenderlo como una oportunidad, una ocasión única para  despertar  y poner en duda esta forma de vivir insostenible que nos convierte cada vez más en agresivos competidores y enemigos unos/as de otras/os, en esclavos de la apariencia, la compostura y la avaricia, siervos de la resignación, el acatamiento y la obediencia, cautivos de la formalidad, de la excesiva seriedad, del obsesivo cuidado y prisioneros de una mente con la que creemos identificarnos.

Esta pandemia nos ofrece también la opción de elegir. Optar por seguir, e incluso incrementar, el vivir anclados al miedo y a la búsqueda feroz de la seguridad, la estabilidad y la enfermiza diversión o decidir, desde el absoluto convencimiento y confianza, que la vida no podemos controlarla ni preverla, que hay que saber aceptar y aprender de todo lo que viene y fluir y confiar de todo lo que damos y dejamos ir.

 

Y desde este contexto, el voluntariado representa de manera ejemplar la forma de poder poner en práctica y con genuina creatividad e integridad todo este sentido con el que puede verse la vida. El voluntariado es elegir una manera de vivir, basado en el disfrute de dar y en sacar eso único que hay en cada uno de nosotros/as para ofrecerlo de manera desinteresada y generosa. El voluntariado representa la grandilocuencia del ser humano, que se crece ante la adversidad, aprende de lo que viene, agradece y se desprende y se entrega con entera confianza al/a otro/a. El voluntario/a no necesita de ningún acontecimiento extraordinario para ponerse en acción, su actividad solidaria y altruista es cotidiana y la lleva incorporada en la esencia de su ser. El/La que decide y elige ser voluntario/a ostenta la valentía de oponerse a esa sociedad individualista que mira por ellos/as mismos/as para ponerse al servicio de lo colectivo, consciente de su realidad y de su papel proactivo y comprometido con ese sencillo y humilde vaciarse que le permite fluir con ese espíritu amoroso y de servicio en el que se centra su propósito vital.

 

Hoy voluntario, hoy voluntaria, permítete este regalo, este homenaje, este aplauso. Hoy, aunque sé que te cuesta, no te toca dar, hoy te toca y te mereces recibir.

¡¡¡FELICIDADES Y GRACIAS!!

JA Twitter Module

Acceso de usuarios

Está aquí: Home

Coordinadora de ONG de Málaga "Málaga Solidaria" | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | 952651034 | Calle Juan del Encina, 34, 29013, Málaga, España - Aviso Legal